¡Dale agua a la economía cubana!

Realizado por: M.Sc. Miguel Hernández Fernández

“Nunca se sale de igual de una crisis, se sale mejor o se sale peor”.

                                                                                                                              Papa Francisco

Jugar dominó es uno de los pasatiempos de cualquier cubano, sin distinción y mancha ninguna, motivos siempre sobran y hasta hay “expertos y doctores” en la materia. Es parte de la idiosincrasia y cultura cubana este tipo de actividad que, por cierto, tiene sus mañas, significados y de todo un poco. “¡Hay que darle agua bien al dominó!” Exigen algunos cuando termina una data y le caen las mismas fichas o concluye una data para darle continuación al partido.

Similar situación ocurre con la economía cubana, pareciera que estamos jugando con las mismas fichas sin obtener resultados distintos y los problemas estructurales se mantienen allí como una data con varias fichas dobles, que no te salva ni un milagro. Lo importante no es darle “pases” al que está “debajo”, si no jugar en equipo para GANAR data a data con la mayor puntuación posible y llevarse el partido.

Cubanos jugando dominó. Foto: internet

Recientemente, Alejandro Gil Fernández, Viceministro primero y Ministro de Economía y Planificación (MEP), compartió en la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) las 75 nuevas medidas adoptadas por el gobierno para dinamizar la economía cubana.

Sobre este tema he tenido el placer de entrevistar a algunos colegas para que compartieran su opinión desde su punto de vista. Seguidamente, les presento a cada uno:

  • Yosniel (Kike) García Marrero: Economista, Asesor de negocios, profesor del Instituto de Estudios Eclesiásticos Padre Félix Varela, miembro del grupo coordinador del Hub Cuba de Economía de Comunión (EdC).
  • Malcom Calvo Llorella: Comunicador Social y Asesor de negocios en PDL Comunidad Colaborativa y Asesores (CoCo).
  • Darién García Linsuaín: Contador y Consultor de Empresas.

¿Qué opinas de las medidas anunciadas recientemente por el gobierno?

Kike: Sinceramente, creo que es más de lo mismo. Son paliativos, concesiones, o privilegios para una parte de la sociedad que no se revierten en bienestar para todos. Varias de las medidas van en la línea de aumentar la desigualdad, otras requieren de un examen más agudo, pero no están exentas de ambigüedad.

Malcom: Las medidas tomadas por el gobierno, en mi limitada percepción, son una suma más de acciones aisladas que no responden a ningún plan y menos a una estrategia que busque adaptarse y reinventarse en un contexto concreto. Y esto es lo peor, mellan aún más la confianza de la población, de los intelectuales, de los empresarios, en fin, de todos los que pensamos que es posible y viable construir un país próspero, sostenible y participativo.

Darién: Bueno, primero debemos de esperar a que se publiquen como tal para conocer cuáles son al final las medidas reales, hasta el momento lo que se conoce son algunos anuncios del Ministro de Economía.

De las medidas sobre las que se habló algo, que repito de lo dicho al hecho debemos esperar a ver cómo se publica y luego a las normas jurídicas que lo deben implementar; de momento lo que están “anunciando” es un poco atendiendo a quejas y comentarios de la población, lo triste que un poco fuera de momento, aunque muchos podemos decir “mejor tarde que nunca” pero, ¿por qué teníamos que llegar a la situación en la que estamos?

¿Cuáles problemas crees que aún no se resuelven?

Kike: Los problemas estructurales de la economía, comenzando por aquellos vinculados a la producción.

Malcom: En mi percepción de la economía cubana, nuestra situación tiene dos condiciones que determinan estructuralmente nuestro estado actual. Lo primero es una condición externa que es el bloqueo (de Estado Unidos contra Cuba) que por más de 60 años atenaza las relaciones comerciales, los mercados, las finanzas, en fin, toda la economía del país y sus relaciones con el resto del mundo…este elemento es como el clima, no tenemos más capacidad que reconocer las variables “meteorológicas” y tomar un comportamiento proactivo. El otro elemento, es un factor interno: la mala gestión de la economía. Sobre ese factor es donde están todas las posibilidades de transformación…solo que si seguimos haciendo lo mismo no podemos esperar nada diferente.

Considero que la incoherencia en las “políticas” y “medidas” que se toman en la economía cubana, sobre todo en la última década, el tránsito de Raúl a Díaz Canel, está marcado, en mi opinión, por algunas “premisas de base” erradas, prejuiciadas y sin intención de que sean validadas, o negadas, en la práctica. Lo primero es pretender resolver los problemas desde la macroeconomía, sin poner el foco en la microeconomía y su correspondencia con la economía familiar o doméstica. Indicadores macroeconómicos son siempre consecuencias que tienen sus causas en el comportamiento que tengan la base productiva y cómo por la vía del trabajo los “ciudadanos de a pie”, los que tenemos que ser más que números…sin entender esto seguiremos tomando medidas para “liberar las fuerzas productivas” mientras no se destraban cuestiones macroeconómicas como las formas de convertibilidad del dinero para acceder a las importaciones, las decisiones sobre las licencias de importación y exportación, o incentivos bancarios y fiscales para sectores y líneas estratégicas de negocios con potencial de crecimiento, por mencionar cuestiones que no pueden cambiarse desde la empresa pero que si pueden viabilizarse con políticas públicas a nivel de Estado.

Otra “hipótesis” hipotecada es el “dilema” ideológico; un temor pueril a una situación inevitable, el poder económico reclama poder político; entre empresa privada y pública, cuando, al final, existen dos tipos de empresas, las que funcionan y sobreviven y las que no, y desaparecen. Mientras se piense en una microeconomía fragmentada en estatales y privadas, con recelos y desconfianzas por cuestiones meramente “politizadas”… A eso se suma que no se trabaja en la formación, promoción e incentivo de emprendedores y empresarios… Se piensa en empresas de excelencia, sin pensar en los líderes y los trabajadores y cómo ellos pueden crecer y levantar la organización.

Darién: Incluso, dentro de los anuncios que se hicieron ¿qué se está resolviendo? Pudiera ser una pregunta.

No se resuelve el tener que utilizar una empresa importadora – exportadora para los negocios de comercio exterior; a su vez, quedan dudas de cómo será la inversión extranjera en las empresas privadas cubanas; por otra parte, sigue vigente la Ley de Inversión Extranjera de 2014 con todas sus limitaciones y frenos, siendo lo peor que en los documentos y discursos se refieren a ella como un éxito y un logro.

De los principales problemas no resueltos, la casi inexistente capacidad productiva del país, la dependencia de las importaciones, salarios insuficientes, y un sistema de producción de energía que no es suficiente, pudieran mencionarse como algunos de los fundamentales problemas no resueltos.

Foto: internet

La Tarea Ordenamiento Monetario iniciada en 2021 tenía diferentes retos. ¿Cómo la valoras?

Kike: Decepcionante. Esa decepción era evidente en el plano social en el diseño, los resultados en el ámbito económico y de la productividad eran ambiguos, muy difícil de predecir. Pero la implementación que es donde se definen concretamente los resultados, ha distorsionado importantes componentes del diseño inicial y ha generado desarrollos paralelos desafortunados para la economía cubana.

Malcom: El reordenamiento debía resolver la unificación cambiaría y monetaria y la “solución” es volver a varias tasas de cambios y a la entronización en toda la economía de varias monedas…antes con el CUC, había billetes ahora todo es “dinero electrónico”.

Darién: Fuera de momento, se perdió lo que pudiera haber sido el mejor momento, en el año 2015 – 2016 en el proceso de semi normalización de relaciones con los Estados Unidos.

Hasta ahora salimos de 2 monedas para empezar a tener toda una cartera de monedas, salimos de un tipo de cambio empresarial y un tipo de cambio a la población y varios tipos de cambios intermedios en algunos sectores, para caer en un tipo de cambio oficial y un tipo de cambio informal con una diferencia entre ambos muy grande.

Además, la economía ha tenido que absorber un volumen de Pesos Convertibles emitidos en los años anteriores los cuales se emitieron con un valor nominal de 1 CUC = 1 CUP y “regresaron” con un valor de 1 CUC = 24 CUP.

Déficit fiscal, inflación, emigración y deuda externa. ¿Cómo enfrentar estos desafíos?

Kike: Las claves están en mi modesta opinión en la implementación de una robusta política de desarrollo productivo que resulte en sostenidos incrementos en la producción y las exportaciones. Es necesario encontrar el camino hacia una economía dinámica compatible con el siglo XXI. Claramente esta deberá ser acompañada por la acción coherente de las políticas macroeconómicas.

Malcom: Complicado enfrentar cuestiones tan diversas y mediadas por tantos factores. En mi parecer, debemos enfocarnos en el déficit fiscal con dos líneas bien claras, primero: la reestructuración del aparato estatal bajo lógicas de incremento del beneficio social y disminuir las “cargas” de entes que poco aportan (ministerios elefantes, sindicatos, organizaciones de masas, hasta el propio Partido); lo segundo: pensar y presupuestar los gastos sociales contra indicadores de resultados sociales bien precisos. Por ejemplo, seguimos fijando los presupuestos de salud sin cuestionar las estructuras de la mala dirección que tienen y poco ocupados en atender las causas de problemas de salud a nivel comunitario y el déficit de medicamentos. El tema de la deuda externa pasa por cómo cumplir con los acreedores, pero, ante todo, por cómo usamos los créditos si pagan gastos (aún con las mejores causas) y no son para inversiones recuperables… seguiremos sin solución. La emigración es un tema de muchas aristas, pero la nuestra tiene un tema particular, los profesionales que cuesta formar luego no encuentran cómo realizar sus aspiraciones y la opción es irse. No sé cuántos países del tercer mundo “donan” profesionales. Creo que haya muchos.

Darién: Liberar fuerzas productivas, cerrar estructuras ineficientes y promover la inversión, tanto nacional como extranjera, tener un acercamiento a la comunidad cubana en Diáspora, dándole seguridades en temas de inversión.

Flexibilizan las normas para la importación de mercancías de personas naturales “sin carácter comercial”. Foto: internet

Emprender implica asumir riesgos. ¿Cuáles beneficios percibes para los emprendedores y empresarios cubanos estas medidas?

Kike: Pudiera ser que llegue a estabilizarse el tipo de cambio en el segmento población.

Malcom: En cuanto al emprendimiento, puedo pensar que tengo demasiado optimismo, veo un terreno muy propicio, aunque no exento de riesgos e incertidumbre. Hay todo un mundo de negocios por construir.

Darién: La venta de moneda extranjera puede beneficiar a las nuevas empresas que hoy deben de pagar muchos de sus productos en moneda extranjera en otro país; por otra parte, la posibilidad de inversiones extranjeras directas en las empresas privadas puede ser la fuente de equipos y medios necesarios para mejorar sus niveles de producción, igualmente pueden ser una fuente de efectivo y recursos para poder producir.

El cubano de a pie sueña con mejorar su nivel y calidad de vida. ¿Qué incidencia tienen estas medidas en la vida de los y las cubanas?

Kike: Para la mayoría de la población implica la posibilidad formal de acceso a las divisas imprescindibles para completar su canasta básica en la actualidad, si bien sus salarios representan una fuerte restricción presupuestaria. Para una parte de la población las medidas posibilitan además un incremento de los beneficios asociados a su posibilidad de viajar o de tener un familiar en el exterior.

Malcom: Más allá de profundizar la “carrera de ratas” persiguiendo el MLC (moneda libremente convertible), a menos que se establezcan sistema retributivo donde los resultados del trabajo en sectores claves vinculen las exportaciones, la real sustitución de importaciones con el bolsillo de los que trabajan.

Darién: Poder traer 5 celulares o un poco más de productos a vender puede dar un poco más de ingresos, pero eso está lejos de ser un mejor nivel y calidad de vida.

¿Cuáles medidas piensas que faltaron? ¿Qué resultados traerían?

Kike: 1- No ahora, sino desde antes considero que es necesario ampliar y consolidar la “base productiva”. Contar con un marco legal que propicie un entorno sólido, seguro; que estimule y proteja el crecimiento de una multiplicidad de actores económicos adecuados (TCP, cooperativas de trabajo y mipymes es una lista muy reducida) para dar respuesta a las múltiples demandas de la sociedad cubana. Ello ofrecería la posibilidad de encauzar la creatividad del pueblo cubano para dar respuesta a sus diversos problemas.  

2- Es imprescindible superar los tabúes y obstáculos respecto al acceso al financiamiento del sector no estatal y aplicar una política afín que permita el despegue de los actores de este sector de la economía. Algo similar hay que hacer con el sector estatal, pues se descapitaliza y degrada a pasos agigantados.

3- Cambiar la intermediación obligatoria en el comercio exterior por un servicio de asesoría y capacitación de alto nivel, diseñado como un traje a la medida, dejando como una alternativa la contratación del servicio de exportación o importación.

4- En el marco de la política de desarrollo antes mencionada, una política de inserción competitiva. Claramente quedan fuera aquí otros asuntos referentes a la política social.

Malcom: Lo primero es definan metas, resultados concretos a lograr, se fijen las acciones y luego los responsables respondan por los logros o no… Las medidas no tienen sentido si no se miden en su aporte a los resultados y si los promotores no “pagan” por los resultados seguiremos de mal a peor.

Proyecto de Desarrollo Local Vitroarte. Foto: autor.

¿Qué le aconsejarías a los emprendedores y empresarios cubanos?

Kike: Que siempre busquen ampliar su función objetivo más allá de los beneficios económicos y personales, mirando al bien común.

Malcom: A los emprendedores y empresarios solo dos cosas, apego al mercado y andar informados y positivos ante la nueva realidad para el desarrollo de los negocios. Hay mucho por hacer.

Darién: Estar al tanto de cada nueva medida y norma que se publique, la capacidad de poder “moverse rápido” con medidas nuevas permitirán aprovechar nichos de mercado que se puedan crear y mejorar las empresas.

Po otra parte, no desesperarse y tomar las decisiones con mucho análisis.

Agradezco a los colegas que pusieron sus “fichas” a cada interrogante, sin tener que “pasarse” por no llevar o quedarse “agachado”. 

10 comentarios en “¡Dale agua a la economía cubana!”

  1. Medidas aisladas no son la solución, medidas fuera de contexto y muy alejadas de lo que se necesita en Cuba hoy, tampoco son la solución, es importante pasar a otro nivel y tener sensibilidad por los más desfavorecidos y pedir a Dios que nos ayude.

  2. Considero muy necesario abastecer el Mercado interno, aun en medio de los Altos precios externos, a partir de liberalizar la entrada de productos, libres de aranceles, importados por privados.
    Ya que el estado no puede asumir el reto de la importacion de bienes de consumo, ya sea por limitaciones financieras o por restricciones del bloqueo, dele paso este a los emprendimientos privados en este sentido. Con ello se logran varios efectos positivos:
    -A mayor oferta (calidad y variedad) mas presion a la baja a los precios del consumidor.
    -Aumenta la recaudacion fiscal por impuestos a los nuevos negocios.
    -Aumenta la contribucion a la seguridad social.
    -Estos negocios contrataran mano de obra, por lo que aumenta la masa empleada.
    -Se conservaran los sectores estrategicos, pero el resto debe liberalizarse.
    En un estado moderno, el papel rector en la economia se ejerce a traves de la politica fiscal, recaudando para revertir en gasto social (socialismo).
    De este modo se aligera la superestructura estatal, tan sobrecargada e ineficiente.

  3. Creo que como ustedes hay muchos economistas en el país que saben como deben hacerse las cosas….pero en Cuba no se trata de que es mejor para la economía sino de que es mejor para la política 🤷🏼‍♀️

  4. Ramiro del Río Pérez Terán

    Sería muy provechoso publicar en este medio las propuestas sobre estos temas que hizo el como Humberto Perez al Ministro de Economia y que fueron nuevamente ignoradas. y los correos recientes de Humberto pidiendo las razones razones para ignorarlas ramirodelrio36@gmail.com

    1. Hola Ramiro.
      Gracias por tu comentario. Solo unas observaciones: no somos un medio de presenta y sugiero que utilicen las vías formales para hacer llegar las propuestas a los diferentes organismos del gobierno. Saludos fraternos.

  5. Si las medidas se enfocaran más a obtener un resultado sostenible en beneficio de la sociedad y no de la política, creo que sería lo mejor, y creo ke se ha dejado de mensionar algo, se ke prometio en la tarea ordenamiento, que fue la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria. Yo “soñe” conque todos los actores economicos estarias al mismo nivel, a partir de sus resultados claro está, una UBPC, por ejemplo, con buenos resultados podria desarrollarse más a partir se su propia capitalización años tras años, y eso por su puesto es mas calidad de vida. En mi sueño todos operariamos en CUP, ya nos mas 2 monedas en nuestra sociedad. pero todo se desbanecio, se cambia el Cuc por el mlc y asignacion de divisas desde la distancia y lejos de los problemas reales. En ke se traduce todo esto?, menos productividad generalizada. Donde esta el crecimiento del PIB ke se mensiona, ke no se ve en las ofertas a la población. Es tarea de ordenamiento???.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.